Guía rápida para ser el peor community manager

errores community managerVector de Negocios diseñado por Freepik

En el hipercompetitivo sector del social media no es fácil destacar, ni siquiera por debajo. Pero con una adecuada falta de preparación, altas dosis de desilusión, nula constancia y esta guía rápida, tu viaje a la sima de los peores community managers será supersónico. 

Improvisa. Los planes de social media son para gente sin talento: no es tu caso. Tú no necesitas establecer objetivos, ni un calendario de publicaciones, ni un presupuesto para SEM, ni una estrategia para SEO, ni buscar un tono adecuado en los mensajes, ni coherencia en las entradas del blog (¿blog, has dicho blog?), ni un plan de gestión de crisis Tú, como El Lute, caminas o revientas: en el tiempo que se tarda en hacer un plan de social media tú ya has abierto cuentas para tu empresa en media docena de redes sociales y has empezado a ametrallarlas de contenido y a echar la red de arrastre para pescar seguidores a cascoporro. No pierdes el tiempo en planificar.

Abre perfiles en todas las redes sociales que conozcas. Como es gratis, a tu jefe le va a entusiasmar, y al tiempo verá que controlas de verdad de social media y que eres un currante. Puede que luego no tengas tiempo de actualizar algunos perfiles, pero tú ahora no tienes tiempo para pensar si luego podrás o no actualizar algunos perfiles.

¿¡Un blog!? ¿Para qué un blog, si la empresa ya tiene web? No dispones de tiempo para escribir un blog ni para explicar obviedades tan clamorosas como esta.

Ve al grano: publica fundamentalmente contenido comercial. Tu jefe te ha contratado como community manager para aumentar los beneficios de la empresa, no para que hagas de buen samaritano por la red compartiendo contenido de valor y regalando información de interés ¡que puede ver hasta tu competencia! Los perfiles sociales de la empresa están para llenarlos con productos de la empresa. ¡Otra obviedad que merece poco comentario! Además, no tienes tiempo para crear ni para buscar contenido de valor.

No hables con tu comunidad. Un cliente que se queja, otro que pregunta, otro que te felicita, otro que te menciona… La gente no tiene consideración alguna contigo o no sabe que no dispones de tiempo para contestar ni agradecer ni matizar ni informar porque tú eres un atareadísimo community manager.

dedo acusador
freepik.es

Balones fuera: tú no has sido. Todos nos equivocamos alguna vez, incluso tú. Lo bueno de las redes sociales es que puedes borrar publicaciones, editarlas, decir que te han hackeado la cuenta, que ha sido el becario… Las posibilidades de salir airoso de un patinazo sin tener que reconocer el error son casi infinitas. En tu precioso tiempo no caben la transparencia ni la honestidad.

No utilices herramientas. ¿Hootsuite, Tweetdeck, Bit.ly, Storify, Buffer, SocialBro, Feedly…? ¿Y tener que aprender el manejo y las funcionalidades de todas? ¿Y tener que estar registrándote en cada una de ellas? No tienes tiempo para herramientas.

No fotos, no fotos, como si fueras una celebrity  a la salida de un restaurante. Tu comunidad solo está interesada en tu prosa vigorosa y preciosa, en tus tuits ingeniosos, en los párrafos de premio Nobel que publicas en el muro de Facebook. ¿Quién se va a fijar en la foto? Además, no tienes tiempo para fotos: ni para buscarlas, ni para editarlas, ni para subirlas a las redes, y mucho menos para hacerlas.

Ignora Google Plus. ¿No es Google Plus esa red social donde los contenidos que publicas hacen eco-ecoooooo, ecooo, ecoo, eco de lo vacía que está? No tienes tiempo de hacer eco-eco en Google Plus (y de paso, con tu desprecio, le bajas los humos al todopoderoso Google).

Ignora YouTube. Eres un community manager serio, no una adolescente enamorada de Justin Bieber. Tú no pierdes el tiempo en el mayor repositorio de vídeos de gatitos del mundo (un desprecio más al todopoderoso Google: lo tienes contra las cuerdas).

Ignora la analítica web. Métricas, KPIs, tasas de conversión, ROIs… Eres community manager, no un ingeniero de la NASA, y tú no tienes tiempo para analizar datos.

Publica, publica, publica, publica, publica, publica como si no hubiera un mañana. De hecho, no tienes tiempo para nada más porque estás siempre publicando.

Y tú, ¿tienes tiempo para añadir más consejos que te lleven directo al despeñadero del community management?

Anuncios

11 comentarios en “Guía rápida para ser el peor community manager

  1. Buenos consejos para los que recién comenzamos. Sobre todo el de planificar y crear perfiles a lo loco, aunque me genera dudas cómo hacer para contestar a todos los mensajes.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s